Test drive

Primer contacto con el Audi A1 2020

La segunda generación del A1 es más amplia y cómoda, pero también se ve y maneja mejor

Primer contacto con el Audi A1 2020

Por fin pudimos ponerle las manos encima a la segunda generación del Audi A1, un modelo que al que le urgía renovarse y que debiera ayudar a la firma de los cuatro aros a recuperar buena parte del volumen perdido en los últimos meses.

En Autocosmos tuvimos oportunidad de ir a Berlín al lanzamiento del Audi A1 en un ya lejano 2010, fue un producto disruptivo en su momento cuya principal misión, era la de arrebatar algo del pastel que BMW estaba disfrutando prácticamente sola cuando decidió revivir a la marca MINI.

Por razones que probablemente tienen que ver con la tardanza en la disponibilidad de la plataforma MQB A0, el dieselgate o alguna otra, Audi fue postergando la renovación de su pequeño subcompacto, tanto que, durante el ciclo de vida de la primera iteración, MINI prácticamente presentó dos generaciones de su Cooper. Con lo cual queda claro que el exponente de los cuatro aros se volvió obsoleto.

Audi A1 2020 - costado

Sea como sea, el Audi A1 2020 está próximo a llegar a nuestro país, será en el último cuarto del año y fuimos a Alemania para conocerlo previo a su lanzamiento.

Diseño inspirado en un ícono

El nuevo Audi A1 2020 toma inspiración para su diseño en uno de los iconos más grandes que tiene la marca, me refiero al Audi Quattro de 1984 que se convirtió en leyenda gracias a su participación en los rallies, particularmente en el temible Grupo B.

Algunos elementos que podemos encontrar en el A1 y que hacen alusión al Audi Quattro son las tres ranuras ubicadas entre parrilla y cofre, o bien el ángulo de inclinación del poste C. Gracias a los voladizos cortos y las enormes ruedas, la segunda generación del A1 luce musculoso y bien plantado.

Audi A1 2020 - frente

Mientras que elementos como las decoraciones en cromo negro para entradas de aire, parrilla, espejos laterales y toldo que nace desde el Poste A, completan una apariencia agresiva y muy deportiva.

Nueva plataforma

Te comentaba que el A1 de segunda generación emplea la plataforma MQB A0, misma que ya conocemos en nuestro mercado en modelos como los SEAT Ibiza y Arona, o bien el recientemente desempacado Volkswagen Virtus. Esto significa que tenemos a nivel de geometría de suspensiones una McPherson adelante y de eje torsional atrás.

La longitud ahora es de 4.03 metros, es decir 56 mm más que antes, mientras que el ancho es de 1.74 m y el alto de 1.41. Por su parte, la distancia entre ejes es de 2.56 metros.

Es importante destacar que en esta nueva generación, solo estará disponible el Audi A1 Sportback, es decir el de cuatro puertas, con lo cual la de dos puertas desaparece de la oferta.

Para el mercado europeo, el A1 ofrece muchas opciones mecánicas, las de gasolina se componen del 3 cilindros 1.0 TSI que francamente dudo mucho que llegue a México, así como el nuevo 1.5 TFSI litros con dos niveles de potencia (116 hp y 150 hp), de los cuales, al menos una versión debiera llegar y por último, el tope de gama que monta un 2.0 litros TFSI con 200 hp y 236 lb-pie de torque asociado a una transmisión S-Tronic de doble clutch y seis velocidades, que es el que pudimos probar y que la marca denomina como A1 Sportback 40 TFSI.

Interior moderno y agradable

El interior es tan impactante como el exterior, encontramos una combinación de texturas, colores y superficies que generan una atmósfera agradable y muy deportiva. Destacan las decoraciones al color de la carrocería en el hueco de las manijas de las puertas, costados del clúster de instrumentos y periferia de la palanca de cambios.

La calidad de materiales es en general muy buena, destaca el inserto central del tablero que tiene una textura muy interesante, pareciera haber sido fabricado mediante impresión 3D, aunque los bajos del tablero y paneles de las puertas tienen plásticos duros al tacto que sí podrían ser mejores.

Por su parte, las vestiduras no están forradas en piel, pero eso no representa problema alguno, ya que la tela con vivos y costuras también al color de la carrocería se ve increíble.

En cuanto a conectividad e info – entretenimiento, el A1 2020 echa mano de los últimos avances disponibles en Audi por lo que encontramos una pantalla central táctil de 10.1” de excelente resolución y brillo, casi podría asegurar que es la misma que utilizan los modelos de gama alta de la marca.

Por su parte el clúster de instrumentos es digital, se trata de un Virtual Cockpit de 10.25”, algo más pequeño que en los modelos más costosos. Es cierto que en cuanto a resolución y brillo no luce igual que el empleado en modelos como el Audi A7, pero en general funciona muy bien.

Audi A1 2020 - interior

El MMI Touch es un sistema simplemente sobresaliente, es fácil de utilizar y la integración que ofrece con Google Earth con indicaciones de tráfico en tiempo real hace que utilizar navegación vía Apple Carplay o Android Auto sea completamente innecesario, aunque aun así ofrece dicha compatibilidad.

Por si fuera poco, el A1 parece tener una unidad de procesamiento más potente que modelos como los SEAT Ibiza y Arona Beats que tienen este mismo clúster digital, ya que es capaz de desplegar el mapa tridimensional en ambas pantallas al mismo tiempo.

En cuanto al equipamiento encontramos acceso y arranque mediante llave inteligente, climatizador automático de dos zonas y volante multifunción. Un elemento que muchos van a extrañar, a menos claro que sea opcional, es el quemacocos.

Mención aparte merece el sistema de audio Bang & Olufsen de 560 watts con efecto 3d gracias a la utilización del parabrisas como elemento acústico reflejante

Uno de los aspectos que mejor fueron solucionados en este nuevo A1 2020 es el del espacio en la banca posterior, ya que la primera generación, aun en el modelo de 4 puertas era muy reducido atrás. Ahora, si bien no es para nada el espacio de un A8, dos adultos de talla media pueden viajar con buenos niveles de comodidad, con suficiente espacio para rodillas y excelente espacio para la cabeza.

Por su parte, la cajuela creció en 65 litros, ahora la capacidad es de 335, mismos que se incrementan hasta 1,090 litros al abatir los asientos.

Manejo

Tras el volante, el Audi A1 2020 ofrece una respuesta contundente, se siente ágil, poderoso y muy rápido (el 0 – 100 km/h se logra en 6.5 segundos), y no es para menos, ya que esos 200 hp tienen que mover una masa de apenas 1,165 kilos. Es además un auto muy divertido ya que tanto dirección, como suspensión y tacto del pedal de freno transmiten todo lo que sucede.

Aun con lo anterior, el consumo es razonable, ya que entregó 13.6 km/l combinado, nada mal considerando que en carretera le exigimos ritmos muy elevados.

Conducir en una autobahn un auto como este siempre es una delicia, ya que al entrar en los tramos sin límite de velocidad, un pisotón al acelerador, un cambio hacia abajo en la rapidísima S-Tronic y alcanzar los 200 km/h resulta bastante fácil, y mejor aún es la sensación que comunica a esos ritmos. Pese a ser un auto pequeño, se planta muy bien y transmite mucha confianza.

Audi A1 2020 - trasera

La calidad de marcha es buena, filtra bien el ruido de rodamiento y del viento, aunque el sonido del motor se escucha bastante, algo que se entiende dada la orientación deportiva del modelo.

Si bien, en términos generales, la suspensión tiene un ajuste más hacia lo deportivo, podemos decir que el A1 logra un buen balance entre comodidad para uso citadino y deportividad para disfrutar en carretera.

La razón de esto, es que cuenta con una suspensión ajustable de manera electrónica, entonces en el modo de manejo Auto, cuando vas en ciudad o a baja velocidad, es menos rígida para no hacer de los trayectos un suplicio.

Por otro lado, cuando seleccionas el modo de conducción Dynamic, la suspensión se hace todavía más rígida para entregar más control, plantarse mejor y dejarte disfrutar de un manejo más comunicativo y divertido.

10 en seguridad

En cuanto a la seguridad, además de las obligadas bolsas de aire, ABS y ESP, el A1 2020 incorpora elementos de asistencia a la conducción que no vemos comúnmente en un auto de este tamaño. Destacan: alerta activa de cambio de carril, alerta de colisiones con detección de peatones y ciclistas que en caso necesario puede aplicar automáticamente freno de emergencia, así como el control de crucero adaptativo que funciona hasta a 200 km/h.

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos