Novedades

Carros con sistema de frenado de emergencia y detector de peatones están fallando

Esta tecnología presentó problemas en su funcionamiento, especialmente en la noche.

Carros con sistema de frenado de emergencia y detector de peatones están fallando

De acuerdo con una investigación de la AAA, los sistemas de frenado de emergencia con detección de peatones funcionan de manera inconsistente y demostraron ser ineficaces al conducir de noche. Sin duda se trata de un resultado alarmante, considerando que el 75 por ciento de las muertes de peatones ocurren después del anochecer.

Para llegar a esta conclusión, la AAA seleccionó a cuatro modelos: Chevrolet Malibu 2019, Honda Accord 2019, Tesla Model 3 2019 y Toyota Camry 2019; para someter a prueba a sus sistemas con frenado automático de emergencia con detección de peatones en escenarios que simularon situaciones de manejo cotidiano. Según los resultados de este análisis, los sistemas no reaccionaron en absoluto cuando existía un peatón en la trayectoria de los vehículos, por lo que chocando con el objetivo peatonal.

Si bien la hora del día y la ubicación son factores que contribuyen a las muertes de peatones, la velocidad del vehículo también juega un papel importante. Investigaciones anteriores de la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico descubrieron que los peatones corren un mayor riesgo de sufrir lesiones graves o la muerte cuanto más rápido viaja un automóvil en el momento del impacto.

Por ejemplo, un peatón golpeado por un vehículo que viaja a 36 km/h tiene un 18 por ciento de riesgo de lesiones graves o incluso la muerte. Si la velocidad aumenta a 48 km/h, entonces el riesgo aumenta al 47 por ciento. Igualmente, el último estudio de la AAA encontró que la velocidad también afectó el rendimiento del sistema de frenado automático.

Dentro de las diferentes evaluaciones realizadas por los investigadores a los cuatro sedanes medianos, destacaron las siguientes pruebas al sistema de frenado de emergencia:

  • Un adulto que cruza frente a un vehículo que viaja a 36 km/h y 48 km/h durante el día y a 40 km/h por la noche.
  • Un niño que se lanza entre dos autos estacionados frente a un vehículo que viaja a 36 km/h y 48 km/h.
  • Un vehículo que gira a la derecha en una carretera adyacente con un cruce de adultos al mismo tiempo.
  • Dos adultos de pie al costado de la carretera, de espaldas al tráfico, con un vehículo que se acerca a 36 km/h y 48 km/h.

En general, los sistemas funcionaron mejor en el caso del cruce de adultos frente a un vehículo que viaja a 36 km/h durante el día. En este caso, los sistemas evitaron una colisión el 40 por ciento del tiempo. Pero, a la velocidad más alta de 48 km/h, la mayoría de los sistemas no pudieron evitar una colisión con el objetivo peatonal simulado. Los otros escenarios resultaron ser más desafiantes para los sistemas:

  • Al encontrarse con un niño que se lanzaba entre dos autos, con el vehículo viajando a 36 km/h, se produjo una colisión en el 89 por ciento.
  • Inmediatamente después de girar a la derecha, todos los vehículos de prueba chocaron con el peatón adulto.
  • Al acercarse a dos adultos de pie junto a la carretera, con el vehículo viajando a 36 km/h, se produjo una colisión en el 80 por ciento.
  • En general, los sistemas no fueron efectivos en todos los escenarios donde el vehículo viajaba a 48 km/h.
  • Por la noche, ninguno de los sistemas detectó o reaccionó al peatón adulto.

Con lo anterior, queda claro que esta tecnología puede alertar y ayudar a los conductores a disminuir la probabilidad o la gravedad de un choque, ya sea con otro vehículo o, lo que es más importante, con un peatón. Pero, hasta que se pruebe que estos sistemas funcionan de manera perfecta, especialmente los sistemas de detección de peatones, durante el día y la noche y en una variedad de situaciones, AAA recomienda a los conductores lo siguiente:

Estar alerta de su entorno inmediato. No confiarse en los sistemas de detección de peatones para evitar un choque. Esta tecnología solo debe servir como respaldo y no como reemplazo de un controlador comprometido.

Tener mucho cuidado al conducir de noche, ya que este es el momento más arriesgado para los peatones y donde los sistemas tienen más dificultades. Investigaciones previas de la AAA descubrieron que los faros, incluso en condiciones nuevas, no proporcionan la cantidad de luz necesaria para que los conductores reaccionen adecuadamente a algo o alguien en la carretera.

Es responsabilidad del conductor ceder el paso a los peatones, pero los que viajan a pie también deben ser diligentes. Los peatones deben tener precaución al permanecer en las aceras y usar los cruces peatonales con la mayor frecuencia posible. Siempre obedecer las señales de tránsito, mirar a ambos lados antes de cruzar la calle y no caminar enviando mensajes de texto.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos