Test drive

Manejamos el Toyota Prius 2020

Se trata del auto híbrido más vendido en el mundo.

Manejamos el Toyota Prius 2020

Uno de los grandes retos de los fabricantes de automóviles es terminar con la dependencia hacia al petróleo, por lo que se ha venido trabajando en el desarrollo de vehículos eléctricos. Pero antes de pensar en la creación de automóviles que no requieran gasolina u otro tipo de combustible para su funcionamiento, hace más de 20 años, Toyota tuvo la idea de crear un sistema de combinar el funcionamiento de un motor de combustión con uno eléctrico con el objetico de aumentar la eficiencia.

Así, luego de varios años de desarrollo, la compañía japonesa logró crear un automóvil capaz de fusionar la energía eléctrica y la proveniente de la combustión de la gasolina: el Prius. Tal vez a estas alturas ya estemos acostumbrados a esta clase de autos conocidos como híbridos, sin embargo, si nos ponemos a analizar su funcionamiento resulta sorprendente.

Gracias a todo el hardware y software que contiene el Prius, y los demás modelos híbridos que han surgido gracias a esta innovación, todo es automático e imperceptible. Además de que no hay necesidad de tener que estar apagando o prendiendo alguno de los motores, la transición entre uno y otro es milésimas de segundo y sin ninguna sensación de tironeo o algo por estilo.

Lo único que se puede detectar es la ausencia de ruido y vibración que genera el motor a gasolina, por lo demás no hay nada que hacer más que disfrutar un manejo sumamente eficiente. Y vaya que lo es, por ejemplo, si comparamos el consumo de un auto convencional de las mismas dimensiones del Prius, podemos ver que el gasto de combustible es de solo la mitad. Esto quiere decir que, si se recorre la misma distancia con el tanque lleno, en el modelo de Toyota el medidor marcaría ¾, mientras que el de su contraparte registraría 1/2 depósito.

Claro que esta ventaja del Prius se produce principalmente cuando se trata de un manejo urbano. Contrario a lo que sucede con los vehículos tradicionales, donde el consumo es mayor en ciudad, en el modelo de Toyota su mejor eficiencia es al andar a bajas velocidades y en el tráfico. Antes del desarrollo del sistema híbrido patentado por la firma japonesa, los ingenieros buscaron la manera de que el motor eléctrico trabajara de manera unitaria al momento de pisar el acelerador para avanzar desde el reposo.

De esta manera, esa gran ingesta de gasolina que se genera por estar parando y avanzando, en el Prius no sucede, ya que a bajas velocidades no funciona el motor de combustión. Incluso, este solo entra en operación, hasta que el vehículo haya “tomado vuelo”. Igualmente, el sistema híbrido tiene la capacidad de hacer que el motor a gasolina deje de funcionar cuando se desciende una pendiente o cuando se suelta el pedal del acelerador.

Esto hace que no solo en ciudad el Prius sea eficiente en tránsito urbano, sino también cuando se circula en autopistas o carreteras. Ahora bien, que sea un auto enfocado a la eficiencia no quiere decir que sea lento cuando se le requiere, ya que cuando se requiere poderío, tanto el motor de cuatro cilindros como el eléctrico trabajan en conjunto para otorgar la energía necesaria para esas situaciones de recuperación o de rebase.

Si bien todas estas son las bondades y ventajas de un automóvil híbrido frente a uno convencional, lo mismo sucede con vehículo eléctrico. En primer lugar, la autonomía del Prius que supera los 1,000 kilómetros por tanque no tiene comparación alguna con un vehículo cero emisiones. Esto hace que para los viajes largos no haya inconvenientes por encontrar un centro de carga. En el caso de los traslados urbanos, como se mencionó, al funcionar gran parte en modo eléctrico el consumo de gasolina es sumamente baja.

A esto también hay que sumar que no hay que tener que esperas minutos u horas para cargar la batería, puesto que el paquete de baterías del Prius se recarga por medio de la energía que se produce al momento de frenar o desacelerar. En caso de que llegué a su limite lo hace por medio del mismo motor de gasolina, así que no hay que tener que enchufarlo para nada.

Aunado a todo a lo anterior, el precio del Prius es un factor sumamente importante, puesto que no tiene punto de comparación con alguno de los autos eléctricos más accesibles que se ofrecen hoy en día. Así que todo esto en conjunto, un automóvil híbrido es la mejor opción de compra si lo que se requiere es no gastar dinero en gasolina, pero a la vez no se desea gastar mucho en la adquisición de uno 100 por ciento eléctrico.

Sin importar este abolengo logrado en más de 20 años que le ha permitido ser el auto híbrido más vendido del mundo, y de México también, el Prius ha recibido una serie se mejoras para estar al día, sobre todo porque la oferta de esta clase de vehículos cada vez es mayor. Como parte de la última actualización, este sedán con tintes de hatchback recibió un facelift  por lo que la parrilla, faros, así como fascias delantera y trasera fueron rediseñados. 

Adentro, la evolcuión llegó con un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla de 6 pulgadas para el modelo base y de 7 pulgadas para la versión más equipada, así como un display multinformación de 4.2 pulgadas, dos puertos USB para asientos traseros, así como un cargador inalámbrico más grande, al mismo tiempo que los controles de la calefacción fueron reubicados para mejorar la operación de los mismos.

Donde todo se mantiene sin cambio alguno es el sistema híbrido que congrega un motor de 1.8 litros y motor eléctrico, que combinados ofrecen 121 hp por medio de una caja CVT. Con el objetivo de hacer más eficiente el manejo o mejorar la respuesta del motor cuando se le requiere, el Prius dispone de cuatro modos de manejo: Normal, Eco, Power y EV.

Hablando de la seguridad, el Prius 2020 incluye control de tracción, frenos con ABS, distribución electrónica de frenado, asistencia de frenado en situaciones de emergencia, tecnología inteligente de frenado y control de estabilidad. Además, cuenta asistente de arranque en pendientes, monitoreo de presión de llantas y ocho bolsas de aire.

Si se considera el ahorro anual por el tema de consumo de gasolina, así como los beneficios que ofrece un auto híbrido para quienes viven en la Ciudad de México principalmente, el Prius es una de las mejores compras que se pueden hacer en la actualidad. Digamos que es el punto medio entre un auto eléctrico y un vehículo convencional, por un lado, cuesta menos que uno 100 por ciento eléctrico, y por el otro, se deja de pagar combustible en una proporción de dos a uno. 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos