Novedades

BMW M8 Gran Coupé 2020, el rival del Porsche Panamera

Con un diseño que impacta y un color que no pasa desapercibido, el nuevo M8 Gran Coupe es un majestuoso GT de cuatro puertas.

BMW M8 Gran Coupé 2020, el rival del Porsche Panamera

Me van a perdonar, es que no siempre en la imagen que encabeza nuestras notas ponemos un auto de espaldas. Pero, a decir verdad, el dramatismo que genera la zaga del nuevo BMW M8 Gran Coupe, es necesario compartirlo.

Además, BMW no encontró nada mejor que escoger este fantástico color vino tinto para la sesión de fotos. Siempre se dice que el morado es un color malicioso y misterioso, conceptos que acompañan y resaltan la estampa agresiva de este modelo. Incluso, creo que las puertas traseras, le añaden proporción, versus su ya conocido hermano de dos puertas, el que visualmente queda algo "pesado".

BMW recurrió a los mismos efectos aplicados en el M8 convencional. Es decir, nos encontramos con defensas más agresivas, un difusor trasero donde asoman cuatro grandes salidas negras de 100 mm de diámetro, techo tipo doble burbuja en fibra de carbono, un discreto spoiler sobre el portón trasero, un frontal con una toma de aire invertida, un spoiler y dos grandes tomas de aire. No podemos olvidar, los grandes rines de 20", que ocultan enormes frenos de material compuesto.

El motor, tampoco cambia a pesar de las dos puertas extra. Hablamos de un V8 4.4 TwinPower Turbo, unidad que desarrolla 600 Hp y 553 lb-pie de torque. El paquete Competition, eleva la potencia hasta un máximo de 625 Hp.

Esta unidad, se acompaña de una transmisión automática M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic, un sistema de tracción 4WD xDrive con diferencial activo como el del M5 (que puede transformarse a tracción trasera) y a una línea de escape deportiva. Así, acelera en la versión Competition hasta los 100 km/h en apenas 3.2 segundos.

Para plantar esta potencia al suelo, BMW ha reforzado los bujes y anclajes de la suspensión (de amortiguación electrónica) y le ha entregado un sistema de dirección electromecánica preparada por el equipo de M. Incluso, la presión de los frenos puede ser regulada del interior, según los requerimientos del conductor, junto a los otros parámetros dinámicos del auto (transmisión, suspensión, dirección, gestión de motor, control de tracción).

El interior, crece 200 mm con respecto al coupé, lo que va en estricto beneficio de las plazas traseras. En el frente, destaca una nueva distribución de los botones para configurar los modos de manejo y un nuevo pomo para el selector de cambios. El volante, como hemos visto en los últimos modelos de M, lleva dos botones que hacen de acceso directo a configuraciones personalizadas que hayamos hecho del auto, cosa que no tengamos que estar buscando de menú en menú como ablandar la suspensión o callar el escape si es que estamos conduciendo en la ciudad.

¿Qué más? Si no solo estas aquí por la potencia, el M8 agasaja a sus ocupantes con equipamiento de vanguardia, incluyendo opcionales como el climatizador de cuatro zonas, iluminación por láser (BMW Laserlight), un proyector Head-Up Display específico de BMW M, asistente personal inteligente y dos paquetes especiales, Driving Assistant y Parking Assistant, con asistencias de sobra conocidas, como el control crucero inteligente, detección de peatones, mantenimiento de carril y más.

Para los primeros, los más ansiosos, los que tengan la tarjeta de crédito caliente en sus manos, BMW ofrecerá una edición limitada de 400 unidades llamada First Edition, la que se distingue por vestirse con un color especial, Aurora Diamond Green, con acentos en color bronce. Eso sí, tendrán que esperar un poco más puesto que la Avant Premiere del M8 Gran Coupe está pactada para el Salón de Los Ángeles, en noviembre de este año. El lanzamiento mundial será en abril del próximo año, pero en BMW estarán felices de recibir tu reserva.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos