Tecnología

Hyundai muestra la evolución de sus tecnologías de conducción con dos tractocamiones

Una serie de soluciones que permiten que la conducción sea más segura y eficiente

Hyundai muestra la evolución de sus tecnologías de conducción con dos tractocamiones

Uno de los fabricantes de automóviles que más ha estado invirtiendo en el desarrollo de tecnologías para su futura implementación en los automóviles y SUvs es Hyundai Motor Group. Dentro de las tantas tecnologías en las que la compañía coreana, destaca la movilidad eléctrica -baterías de ion-litio y celdas de combustible de hidrógeno- y autónoma.  

En el caso de este último tipo de movilidad, Hyundai Motor Group ha avanzado tanto que ha llegado a la primera prueba de conducción autónoma con camiones en caravana. Este logro se ha dado por medio de dos tractocamiones Hyundai Xciente con remolque en la autopista inteligente de Yeoju, Corea del Sur, replicando condiciones de tráfico real.

Antes de entrar con los detalles de esta prueba, hay que mencionar que la carretera inteligente de Yeoju es un banco de pruebas de 7.7 kilómetros ubicado dentro de la autopista de la región central, y fue establecida por el gobierno coreano para el desarrollo de tecnología de conducción autónoma. Al día de hoy, esta vía es frecuentada constantemente por vehículos para la investigación de la conducción autónoma, por lo que reproduce de manera fiel las condiciones de una carretera real.

Al rodar en esta autopista, los camiones de Hyundai -de 40 toneladas- que rodaban a 60 km/h, pudieron experimentar algunas de las tecnologías que equipan, tal es el caso de la circulación de vehículos en “pelotón”, incorporaciones y salidas de otros vehículos entre los camiones, frenada simultánea de emergencia y tecnología de comunicación V2V (de vehículo a vehículo).

Una de las ventajas de la conducción en caravana es que ofrece el beneficio de reducir la resistencia al aire para mejorar la eficiencia de combustible y reducir las emisiones, convirtiéndola en una tecnología ecológica. Esta maniobra de conducción en línea-, comienza cuando el conductor del camión que circula por detrás se aproxima al vehículo precedente y activa este modo de conducción.

Tras la activación de este modo de conducción, el segundo camión mantiene una distancia de 16,7 metros con el camión que circula por delante, con un ajuste en tiempo real en función de la aceleración y la deceleración del vehículo precedente. De esta manera, el conductor no necesita poner el pie en el acelerador ni frenar, lo que reduce enormemente la fatiga en la carretera y mejora la seguridad.

Igualmente, este modo de manejo también activa la tecnología de mantenimiento de carril, lo que permite al conductor del vehículo realizar el seguimiento sin tener que llevar las manos del volante.

En caso de que un vehículo se meta entre los camiones que llevan el modo autónomo activado, son identificados de la misma manera, de hecho, el camión posterior incrementa automáticamente la distancia a un mínimo de 25 metros. Cuando el camión líder hace una parada de emergencia de manera repentina debido a una situación inesperada, la tecnología responde haciendo que el siguiente camión decelere y haga alto total.

Por su parte, el sistema V2V aplicado a ambos camiones demostró cómo el intercambio de información en tiempo real entre los vehículos de la caravana puede mejorar el control sobre la aceleración y la deceleración. Además, también incorpora información de los ADAS (sistemas avanzados de asistencia al conductor) proveniente de sensores como cámaras y radares.

Además, esta tecnología V2V ha permitido facultar una función que permite compartir el vídeo de la cámara frontal en tiempo real. Al mostrar los vídeos del vehículo de cabeza, el siguiente conductor puede ver la carretera situada por delante de este vehículo, resolviendo las limitaciones de visión de los conductores que circulan por detrás de otros camiones.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos