Autos ecológicos

Estos son los mitos más comunes de los carros eléctricos

Este tipo de autos cada vez más son más populares en todo el mundo.

Estos son los mitos más comunes de los carros eléctricos

Aunque el auge por los autos eléctricos cada es mayor, aun queda mucho por hacer para que disminuya el precio y aumente la autonomía de los mismos. A la par, es necesario romper con los mitos que existen sobre esta clase de vehículos que dominarán el futuro de la industria automotriz mundial.

Autonomía 

Sin duda uno de los mayores temores que existen sobre los autos eléctricos es la autonomía. Al día hoy, si se necesitan hacer recorridos largos por carretera esto ya no debe de ser preocupación, ya que un vehículo eléctrico convencional (EV) cubre entre 160 a 320 kilómetros con una sola carga e incluso más en algunos modelos con autonomías de más de casi 500 kilómetros.

Carga

Otro enigma es la cantidad de estaciones de carga. Al día de hoy, además de estar disponibles en estacionamientos públicos, cada vez más restaurantes, hoteles e incluso gasolineras se están sumando a esta tendencia de ofrecer energía eléctrica a los autos.

Precio

Evidentemente, uno de los principales obstáculos en la compra de un auto eléctrico es el precio, que resulta un tanto elevado en comparación con un modelo a gasolina de las mismas dimensiones. Esta brecha se ha ido acortando, debido a que el número de opciones está creciendo súbitamente, además de que el precio de las baterías ha ido a la baja con el paso del tiempo. Lo que si es un hecho es que, desde su concepción, el mantenimiento de un auto eléctrico es más económico debido a que contiene menos piezas móviles.

Manejo

Uno más de los mitos de los autos eléctricos es que no son emocionantes de conducir. Al estar acostumbrados al ruido del motor a gasolina se presume que no son emocionantes, sin embargo, la capacidad de aceleración no tiene punto de comparación con los autos a gasolina, debido a que el arranque es instantáneo.

Batería

A esta serie de mitos hay que sumar la preocupación que existe sobre el qué pasará con las baterías de los autos eléctricos una vez que concluya su ciclo de vida. Al igual que una batería de un vehículo a gasolina, las de un auto cero emisiones se pueden reciclar, por ejemplo, las celdas pueden emplearse para almacenar energía solar y eólica, o pueden descomponerse para reutilizar sus elementos más valiosos.

Seguridad 

Finalmente, otro de los mitos de los autos eléctricos es la incertidumbre que provocan en caso de un accidente. Al igual que los vehículos a gasolina, los coches eléctricos se someten a las mismas rigurosas pruebas de choque y cumplen con los mismos estándares de seguridad.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos