Tips y Consejos

Estos son los efectos de viajar con los pies en el tablero

Muchas personas que van en el asiento del acompañante suelen apoyar sus pies sin saber lo terrible que podría ser.

Estos son los efectos de viajar con los pies en el tablero

A nadie le gusta ver una radiografía donde las cosas no están donde deberían, pero es la única forma de concientizar sin tener que recurrir al morbo gore de una foto directa. Lo que estás viendo aquí corresponde a la toma de rayos-x de la cadera de Audra Tatum, una chica que en se vió envuelta en un siniestro vial de baja magnitud, donde los demás pasajeros sufrieron sólo raspones y heridas muy leves, pero ella quedó con una discapacidad permanente.

Lo que sucedió fue que ella estaba viajando con los pies apoyados en el tablero cuando el auto sufrió un impacto leve en el área frontal. En esta caso, las bolsas de aire se inflan de forma pirotécnica para poder desplegarse en 30 milésimas de segundo, alcanzando velocidades de hasta 400Km/h. Es por esto que las bolsas de aire no se abren si no tienes el cinturón de seguridad puesto, ya que están diseñadas para actuar en conjunto con el cinturón, amortiguando el golpe. De otra forma, sería un impacto mortal. Audra Tatum tenía el cinturón puesto, pero los pies muy mal colocados.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas

El impacto le provocó que sus pies peguen contra su cara, fracturándole la nariz, un fémur y su tobillo en cuatro pedazos. El otro fémur quedó completamente dislocado, con su anclaje en el alvéolo de la cadera también fracturado.

La vida de la joven Audra Tatum cambió para siempre: “Básicamente todo mi lado derecho quedó roto, y simplemente a causa de mi ignorancia. Me fue imposible bajar mis pies a tiempo, no soy Superman”.

Así que si eres de apoyar tus pies en el tablero durante los viajes largos o la persona que llevás de acompañante lo hace, ahora lo sabes, lo ideal siempre será tener el cinturón de seguridad puesto y los pies abajo. Y, si el viaje es demasiado extenso, lo mejor es parar unos minutos y estirar las piernas.

 

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuéntanos que opinas