Novedades

Estos son los carros más icónicos en la historia de SEAT

Fundad en 1950, esta empresa de origen español ha creado una serie de modelos muy peculiares.

Estos son los carros más icónicos en la historia de SEAT

Aunque pareciera ser una marca de autos joven, en realidad, SEAT (Sociedad Española de Automóviles de Turismo) tiene una tradición de 70 años en la fabricación de automóviles, por lo tanto, a lo largo de su historia tiene una larga lista de modelos emblemáticos.

A continuación, la lista de los modelos de SEAT que desde el día de su fundación el 9 de mayo de 1950 han dejado huella tanto en España como en los países donde se ofrece su gama de productos, que hoy en día contempla una basta oferta de hatchbacks y SUVs.

SEAT 1400 (1953-1964): el primer modelo de SEAT

Si bien la Sociedad Española de Automóviles de Turismo fue fundada en 1950, su primer modelo bajo el emblema de SEAT, se comercializó en 1953. Su fabricación tuvo lugar en la nueva planta de la Zona Franca de Barcelona.

Este modelo pionero de la marca española, se trataba de un auto con una carrocería de 4.3 metros de longitud, un motor de 1.4 litros -44 hp- y la disponibilidad de elegirlo con cuatro o cinco puertas.

SEAT 600 (1957-1973): el auto que movió a España

Tras el éxito del 1400, SEAT se animó a ofrecer un automóvil más pequeño y más accesible: el 600. Esta combinación de tamaño y precio, hizo que rápidamente tuviera una popularidad entre los españoles.

De hecho, fue tal la demanda por este diminuto auto, que llegó a tener hasta más de dos años de lista de espera, a la vez que, a principios de la década de 1970, tuvo una participación de mercado del 25 por ciento en el mercado automotor de España.

Su carrocería de 3.2 metros de largo y 590 kilogramos de peso, era movida por un motor de 633 cc con 18 hp o un 767 cc con 28 hp en la versión 600L. Asimismo, disponía de un techo enrollable de lona, comercial, así como un ingente número de propuestas por carroceros independientes y variantes de competición.

SEAT 850 Sport Spider (1969-1972): El único auto convertible de SEAT

Este auto convertible, el único en su especie en la historia de SEAT, fue creado por el famoso diseñador Bertone. Junto a una versión coupé, el 850 fue el primero modelo de nicho de la marca española, esto debido a que fue concebido como un auto deportivo.

Su peso de 730 kilógramos era accionado por medio de un motor de 903 cc con 52 hp.

SEAT 127 (1972-1983): El Ibiza de su época

Este modelo disponible como sedán de dos y cuatro puertas o como hatchbach de tres y cinco puertas, fue todo un éxito en ventas al sumar 1.3 millones de unidades en los 11 años que estuvo a la venta.

Creado para suceder al 850, este modelo destacó por ser el primer modelo de SEAT con tracción delantera, así como por las soluciones técnicas.

Hasta la llegada del Ibiza, este fue el modelo más vendido de SEAT, lo que demuestra la importancia de este modelo en la historia de la marca.

SEAT 1200 Sport “Bocanegra” (1976-1979): El primero diseñado en Martorell

Tras la inauguración del Centro Técnico de Martorell, los diseñadores crearon este modelo en las nuevas instalaciones. Su nombre de Bocanegra fue en alusión al frontal negro aplicado en los faros, parrilla y defensas.

Si bien su concepción fue el de un auto deportivo, podía ser un utilizado para el día a día. Inicialmente, equipaba un motor de 1.2 litros con 67 hp, para después equipar un 1.4 litros con 77 hp.

SEAT Ronda (1982-1986): El primer modelo con el nombre de una ciudad española

La fama que tiene SEAT de nombrar a sus modelos con el nombre de localidades españolas inició con este Ronda. Además de esta nueva designación, este vehículo estrenó una gama de motores y un medidor de consumo de combustible.

En su corta vida, el Ronda tuvo dos versiones deportivas, primero con un motor de 1.6 litros de 95 hp y, más tarde, con un 2.0 litros de 120 hp. Otro punto a destacar es que este modelo fue el primero en explotarse a Europa a través de una red propia de distribuidores.

SEAT Ibiza (1984): El nacimiento de un icono

Este modelo que debutó en el Auto Show de París 1984, es uno de modelos más importantes en la historia de SEAT, ya que, gracias a su diseño, desempeño y confort, logró ser un éxito en ventas. Con cinco generaciones en su haber, es el modelo más vendido de la marca con 5.4 millones de unidades hasta la actualidad.

Diseñado por Giorgetto Giugiaro, la primera generación del Ibiza destacó por su estética y funcionalidad. Con una gran superficie acristalada y habitabilidad, el Ibiza ofrecía una sensación de luminosidad y amplitud de segmentos superiores. A esto hay que la ingeniería de Porsche en la gama de motores que ofrecían una potencia que iba de los 63 hp a los 110 hp.

SEAT Toledo (1991-2019): el primer SEAT dentro de Volkswagen Group

Este modelo es trascendental en la historia de SEAT, ya que se trata del primer modelo creado luego que, en 1986, el Grupo Volkswagen adquiriera el 75 por ciento de las acciones de la empresa española (en 1990 adquirió el 99.9 por ciento)

Al igual que el Ibiza, el diseño del primer Toledo es creación de Giorgetto Giugiaro, que diseñó una funcional carrocería de tres volúmenes con una gran tapa trasera.

SEAT León (1999). Nace otro icono de SEAT

Bajo una nueva imagen corporativa, SEAT crea un nuevo modelo, el Léon, que se convertiría en otro modelo emblemático gracias a su dinamismo, rendimiento, eficiencia, diseño, equipamiento y habitabilidad.

En su momento, llegó para convertirse en el modelo más potente en la historia de SEAT, con una cifra que comenzó en 180 hp y llegó hasta los 225 hp del León Cupra R.

SEAT Ateca (2016): El primer SUV de SEAT

Ante la popularidad de los SUVs a nivel mundial, SEAT decide romper su tradición de vender hatchabcks y sedanes, por lo que, en 2016, inicia una nueva era con la llegada del Ateca.

Con la llegada de este modelo, SEAT también inició una gama de SUVs que, al día de hoy, cuenta con tres modelos: Ateca, Arona y Tarraco.

Cupra Ateca (2018): el primer modelo la marca de alto desempeño

Después de varios de designar como Cupra a las versiones de alto desempeño, SEAT decide crear una submarca para esta línea de vehículos netamente deportivos.

Esta estrategia comenzó en con el Cupra Ateca, que luego vio la llegada del Cupra León y, próximamente, con el Cupra Formentor, el primer modelo desarrollado por la marca que hace alusión a Cup Racing.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas