Novedades

Toyota Tacoma vs Ford Ranger, ¿cuál es la mejor pickup mediana de lujo?

Curiosamente, la Ranger es un producto global, mientras que la Toyota está enfocada en Norteamérica.

Toyota Tacoma vs Ford Ranger, ¿cuál es la mejor pickup mediana de lujo?

En repetidas ocasiones, las pickups han sido comparadas los jeans de mezclilla, ya que, si bien su origen está en el trabajo, con el tiempo han ido evolucionando hasta convertirse en objetos de deseo y de moda. Atrás quedaron los tiempos en los que sólo eran vistas en las construcciones o en el campo, para ser verdaderos vehículos que reflejan opulencia y estatus.

Si bien el más grande ejemplo lo tenemos en las pickups de tamaño completo, las medianas también han tenido cambios drásticos a través de los años. Originalmente, nacieron como una opción más económica y pequeña de las primeras, pero no por ello, con menor capacidad.

Además, su tamaño más práctico, lejos de los cánones estadounidenses, les permitieron florecer como productos globales. Sin embargo, poco queda de esas pequeñas pickups, que también se han refinado a un nivel que, hasta hace no mucho, era propio de segmentos superiores.

SI bien, siguen siendo más prácticas y eficientes (es muy común que bajo el cofre encontremos motores diésel), también cuentas con versiones cuyo nivel de equipamiento y acabados, no le piden absolutamente a un sedán. Además, la mayoría presume variantes con tracción 4x4, lo que as hace realmente capaces en diferentes ambientes. Todo, ello con la ventaja de tener una batea de carga.

Por ello, en esta ocasión, te presentamos un enfrentamiento bastante interesante. Por un lado, tenemos una pickup estadounidense que se convirtió en un producto global, alejándose un poco de su mercado natal al adoptar una mecánica diésel. Y por el otro, una japonesa, que, tomo el camino contrario, ha trasladado toda la filosofía “americana” a un segmento inferior y eso incluye un gran motor a gasolina.

 Eso sí, ambas, en las versiones más equipadas que ofrecen en México que gracias al sistema 4x4, no sólo presumen de un gran lujo, sino también de una gran capacidad para transitar por caminos maltratados ¿Cuál es la mejor pickup mediana para el ocio y trabajo?

FORD RANGER: HISTORIA

El nombre Ranger ha estado presente en la marca desde 1950, incluso, durante algunos años se usó para dar vida a ciertas versiones de la Serie F. Sin embargo, no fue hasta 1983 que se trasladó para dar vida a la pickup mediana de Ford, misma que sustituiría a la Courier original, que nada tiene que ver con la pequeña camioneta basada en el Fiesta que conocimos en México.

En realidad, el desarrollo de la Ford Ranger comenzó a gestarse desde 1976. La idea original y que sigue vigente hasta nuestros días, era ofrecer un producto que se centrara en la calidad y eficiencia de combustible, pero con una capacidad similar a la de la Serie F, pero a un precio más accesibles. Todo ello, con el objetivo de hacer frente a los modelos japoneses que tato éxito estaban cosechando. Por cierto, el arribo de este modelo estuvo acompañado de la Bronco II.

La Ranger de segunda generación irrumpe en 1992 y a partir de este momento comienza una mayor internacionalización. De hecho, está altamente emparentada con la Mazda Serie B. Aparte de Estados Unidos, esta pickup también se produce en Argentina. En 1998, aparece una nueva generación, que en realidad es una renovación profunda. Aunque en ese mismo año, en Australia se presenta una versión completamente diferente que también se exportaría a Europa.

En Estados Unidos, este modelo sigue sin cambios hasta 2012, cuando es retirada del mercado.  Sin embargo, aunque en su país natal había desaparecido su historia continúa en otras regiones y es así que en ese mismo año se presenta una nueva generación, que ha recibido un par de actualizaciones para mantenerse vigente hasta hoy. Sobre esta pickup, pero debidamente adaptada, se basa la cuarta generación de la Ranger estadounidense que regresó a su madre patria en 2019.

TOYOTA TACOMA: HISTORIA

La firma nipona es toda una institución en cuanto a producción de pickups se refiere. Si bien, sus primeros vehículo de este tipo se remite al SA pickup de 1947, en realidad, la historia más conocida da inicio con la presentación de la primera generación de Hilux en 1968.

A lo largo de los años, este modelo se exporta a Estados Unidos, donde se le conoce simplemente como Toyota Pickup. Incluso tuvo su momento de fama, al ser el vehículo usado por Marty McFly en la película Volver al Futuro (1985).

Si bien, ya gozaba de un gran éxito, en 1989 los directivos creen que la Toyota Pickup debe de tomar un camino diferente al de Hilux a nivel mundial, por lo que comienzan el desarrollo de un modelo enfocado en el mercado de Norteamérica.

Es así, que en 1995 se presenta la Tacoma, cuyo nombre procede del término con el que los nativos denominaban al monte Rainier, ubicado en Washington. Y desde entonces, siempre ha contado con motores de cuatro y seis cilindros a gasolina.

En 2005 se presenta la segunda generación, que además de contar con versiones de trabajo, introdujo la variante de aspecto deportivo TRD. Esta pickup, también tiene un poco de mexicano, ya que comienza a fabricarse en la planta que Toyota tiene en Baja California.

A partir de 2016 se pre presenta la tercera y vigente generación, que tiene la particularidad que a partir del facelift de 2020, se produce en la planta de Guanajuato. Si la Tacoma, siempre ha contado con versiones personales, a partir de esta generación se convierte en un producto, que al menos en México, está completamente enfocado al ocio.

Ya que conocimos las credenciales históricas vayamos al comparativo teórico.

LUCHARÁN DE DOS A TRES CAÍDAS…

En esta esquina, la Ford Ranger Diésel XLT 4x4   $681,100 pesos

Y en esta otra, la Toyota Tacoma Sport 4x4       $702,900 pesos

LUJOSAS Y SEGURAS

Adentro, la Ranger 2020 mantiene ese estilo muy apegado a los SUVs de la marca. Aquellas épocas donde las pickups eran rudimentarias y austeras han quedado en el olvido. Referente a confort, cuenta de serie con un sistema de audio con cuatro bocinas y aire acondicionado, volante forrado en piel con controles de audio, cristales eléctricos, desempañador trasero, así como una pantalla táctil de 8 pulgadas que integra el sistema SYNC 3 con Applink, Apple CarPlay y Android Auto.

En materia de equipamiento de seguridad, destaca el Control Crucero Adaptativo, Cámara de Reversa, Limpiaparabrisas con Sensor de Lluvia, Espejo Retrovisor Electrocrómico con Atenuación Automática. Esto sin olvidarse de las siete bolsas de aire, frenos con ABS y EBD, sistema de anclaje ISOFIX para sillas infantiles.

Por su parte, como buen Toyota, la Tacoma viene cargada de seguridad como siete bolsas de aire, cinco cabeceras, control de estabilidad y tracción, ABS, distribución electrónica de frenado y asistencia de frenado.

En temas de equipamiento, ahora posee sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 8” y que es compatible con Android Auto como Apple Carplay (además posee BT, navegador como USB y reproduce MP3/WMA/AAC). Habría que sumar encendido presencial, cargador inalámbrico, asientos calefactables, clima bizona y quemacocos.

PODER Y CAPACIDAD

La Ranger recurre a un propulsor L5 diésel de 3.2 litros con 197 Hp y aplastantes 347 lb-pie de torque que hace mancuerna a una transmisión automática de seis relaciones. La tracción es 4x4 con modos de manejo elegibles con una perilla.

Ford señala que aprovechó la última actualización para revisar las suspensiones, realizando mejoras en mejorando la barra estabilizadora y recalibrando el conjunto de amortiguación. También se colocó nuevo tope de suspensión. Es así, que puede soportar cargas de hasta 1,094 kilogramos.

Respecto a Toyota Tacoma, seguimos encontrando el motor V6 de 3.5 L con 278 Hp y 265 lb-pie de torque. La transmisión es automática de seis velocidades, que pasa la energía a través de un sistema 4x4 (también con selector en perilla). La capacidad de carga anunciada por el fabricante es de apenas 530 kilos. Cifra que incluso se queda por debajo de, por ejemplo, una RAM 700. Su capacidad de remolque es de 1,586 kilogramos.

MANEJO

La Ford Ranger presume un manejo sumamente cómodo. Esto aunado a la posición de manejo, más la ergonomía del tablero hacen que la conducción sea lo más parecida a una SUV. Esto quiere decir que es cómoda, estable y suave. Además, el abundante torque hace que la respuesta del motor sea de lo mejor del segmento. Es un tren. Por cierto, esos clásicos brincos de la parte de atrás que delatan a las pickups, son casi imperceptibles.

Al mando de la Tacoma, lo primero que percibes es la posición de manejo, la cual no es tan alta como otras pickups. La aceleración como la respuesta al arranque, es excepcional. El peso de alrededor de dos toneladas, no se percibe para nada gracias al motor de 3.5 L V6, la camioneta corre con toda facilidad al exigírselo.

Por otro lado, la ejecución de los cambios de la caja de seis es bastante suave, casi imperceptible, generando un buen confort de marcha. La dirección por su parte es muy comunicativa, sientes lo que sucede en las ruedas en cada giro.

CONCLUSIÓN

Ambas pickups cumplen cabalmente el cometido de ser vehículos para el trabajo y de transporte personal, incluso el nivel de equipamiento es relativamente similar. Sin embargo, en esta ocasión, creemos que el ganador debería ser la Ford Ranger ¿por qué? Simple y sencillamente, debido a que tiene un interior cuya ergonomía y experiencia está más acorde a lo visto en una SUV. Además, no hay que olvidar que esta pickup importada desde Argentina, presume una mecánica diésel que no sólo cuenta con un torque aplastante, sino también un buen consumo de combustible. Además, la capacidad todoterreno es muy buena.

Sin embargo, la Tacoma fabricada en México, no se queda muy atrás. Aunque, para ser sinceros, el conjunto mecánico ya no se siente como de última hornada, al mismo tiempo que la poca capacidad de carga la relega a un capricho personal que a un vehículo de trabajo. Eso sí, la ventaja de la Toyota es la legendaria fama de fiabilidad mecánica y calidad de ensamble (no por nada es de las favoritas para modificaciones todoterreno), al mismo tiempo que el sólo hecho de ser producida en nuestras fronteras son una garantía a largo plazo.

 

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas