Tips y Consejos

Razones por las que la resistencia a la rodadura de un caucho influye en el consumo de gasolina

Es un mal necesario que contienen todos los neumáticos.

Razones por las que la resistencia a la rodadura de un caucho influye en el consumo de gasolina

¿Cómo se desarrolla la resistencia a la rodadura en los neumáticos de los automóviles?

Si se quieres avanzar, tienes que vencer la resistencia que opone un objeto cualquiera al movimiento. Esto también se aplica a los neumáticos de automóviles. Cuando un neumático comienza a moverse, la cubierta del mismo se deforma y se afloja. De ahí que la banda de rodadura y el costado del neumático estén doblados, comprimidos y sometidos a esfuerzo cortante.

Dependiendo del diseño y la banda de rodadura del neumático, esto consume más o menos energía, que se pierde principalmente como pérdida de calor en el neumático.

Ahora bien, la fuerza requerida para el movimiento en un neumático se llama resistencia a la rodadura, y esta depende directamente de la carga de la rueda. Cuanto mayor es la carga de la rueda, mayor es la resistencia a la rodadura.

En este caso la medida de la resistencia a la rodadura es el coeficiente de resistencia a la rodadura, que pone la fuerza de rodadura en relación con la carga de la rueda y generalmente se da en porcentaje.

¿Qué resistencias de conducción hay?

Al conducir en carreteras planas, es decir sin pendientes ascendentes o descendentes, la resistencia total a la conducción del vehículo se compone de las siguientes cuatro resistencias individuales, que tienen diferentes efectos en el automóvil según la situación de conducción:

  • Fuerzas aerodinámicas (resistencia al aire)
  • Fuerzas de fricción del vehículo (por ejemplo, resistencia a la fricción en el motor o la transmisión)
  • Inercia (persistencia de la masa del vehículo)
  • Resistencia a la rodadura del neumático

¿Cómo afecta la resistencia a la rodadura al consumo de combustible?

Debido a que la superación de la resistencia de conducción requiere energía, esto se ve reflejado en el combustible. En consecuencia, la proporción de resistencia a la rodadura también se puede calcular como consumo de combustible.

Por lo tanto, es importante que verifiques la presión de los neumáticos regularmente, idealmente cada dos semanas, y que la ajuste al valor correcto: una presión muy baja en los neumáticos aumenta la deformación del neumático y, por lo tanto, pérdida de energía.

Incluso un neumático con muy poco aire consume aproximadamente un cinco por ciento más de combustible. Esto además de dañar el medio ambiente y cuesta dinero. Si la presión interna es demasiado baja, se reduce el kilometraje del neumático y aumenta el desgaste.

¿Hay neumáticos sin resistencia a la rodadura?

Teóricamente sí. Tendría que ser una rueda de metal que no se deforme para que la resistencia a la rodadura fuera cero. ¿Pero tal rueda frenaría bien, conduciría alrededor de las curvas con agarre u ofrecería comodidad de suspensión? No, solo un neumático de goma con una amplia área de contacto, banda de rodadura contra el aquaplaning y el llenado de aire elástico puede hacer eso. De esta forma, las propiedades de la goma del neumático son importantes para la seguridad en la conducción, pero cuestan combustible.

Por lo tanto, la resistencia a la rodadura del neumático es un mal necesario, pero la industria está trabajando para optimizarlo. Con los nuevos compuestos de caucho, el consumo de energía y el aumento de temperatura asociado deberían reducirse o cambiar la construcción de la carcasa del neumático.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas