Vende tu carro
Novedades

Autos SOLANA, los deportivos mexicanos olvidados

Descubre la historia de estos autos mexicanos concebidos antes que el Mastretta y VUHL.

Autos SOLANA, los deportivos mexicanos olvidados

Durante 2013 fuimos testigos del boom de los deportivos mexicanos, primero salió el VUHL 05 para hacerle la competencia al Mastretta MXT quien está próximo a estrenar juguete de la mano de Hot Wheels, después pudimos ver los renders del RON RXX y el R7.

Erróneamente, tenemos la idea de que los hermanos Daniel y Carlos Mastretta fueron los primeros en desarrollar un auto mexicano, pero desde la década de 1930, la familia Solana comenzó con la construcción de automóviles para niños para la familia, posteriormente empiezan a vender autos por encargo y posteriormente con los autos para adultos -de carrera y en serie.

Estos vehículos son considerados de los primeros autos de México, construidos bajo diseño y fabricación de José Antonio y Javier Solana (José Antonio diseñaba la estructura del chasis y mecánica mientras que Javier se enfocaba a las carrocerías, con base en el diseño del chasis e idea de José A. Solana).

Asimismo, estas unidades mostraban avances mecánicos importantes como suspensión independiente en las cuatro ruedas, rótulas en la suspensión y dirección, así como motor con caja de velocidades en la parte trasera.

En los talleres y museo de la familia Solana se pueden apreciar tanto los autos de niño como para adultos sólo que en esta ocasión, nos enfocaremos en los de adultos por lo que te presentamos el SOLANA deportivo Serie II 1196 y 1998, y un SOLANA Monoplaza 2000 cc.

La Serie II 1996 es la siguiente manifestación del que había sido construido en 1954 para la Categoría MECÁNICA NACIONAL, en el cual Moisés Solana ganó su primera carrera. A diferencia de su antecesor, este vehículo cuenta con una mecánica más avanzada (cuatro cilindros, 1800 cc, acoplado a una caja de cuatro velocidades), la suspensión delantera tiene push road y los amortiguadores están por dentro para evitar que oponga resistencia al aire así como para presentar más beneficios en cuestión de rótulos.

Cabe señalar que es el primero hecho en aluminio y está pintado en color metálico plateado.

La Serie II 1998 es la segunda parte del antecesor de 1996, por lo que cuenta con diversos cambios, ahora tiene la cabina más amplia, el motor es similar aunque la caja es de cinco velocidades, cuenta con coil overs y un convertidor catalítico. La diferencia más notable es en la carrocería ya que es de aluminio forjado a mano y pulido por lo que tiene ese efecto cromado. Este vehículo pesa 701 Kg.

Cabe señalar que ambos modelos forman parte de la Serie II ya que fueron construidos por Joaquín Solana –hijo de Javier- después de 1987. Además, estos modelos tienen las placas adaptadas por lo que sí tienen permitido circular.

Respecto al SOLANA Monoplaza 2000 cc, es considerado por Javier como 50% Solana ya que quería hacer un automóvil monoplaza, diferente a los otros dos. Su padre quería un auto con motor transversal, así que en un tiradero encontraron el chasis de un Fórmula Ford que utilizaron y le adaptaron en la parte trasera un motor de 2000 cc, caja de velocidades y frenos.

El Serie II 1996 ha participado en el Gran Concurso Internacional de Elegancia obteniendo el reconocimiento “El Elegido del Público”.

Agradecemos a los hermanos Javier y Joaquín Solana que nos hayan abierto las puertas de sus talleres así como del museo familiar para ser testigos de sus hermosos autos mexicanos. No te pierdas la galería a continuación.

 

 

SOLANA deportivo serie II 1996

SOLANA deportivo serie II 1998

Miriam Santillán Bueyes recomienda

Cuéntanos que opinas