Vende tu carro
Lanzamientos

Primer contacto con el Honda Civic 2016

En nuestro primer contacto pudimos conocer brevemente la versión con el nuevo motor turbo

Primer contacto con el Honda Civic 2016

Antecedentes

El Civic es uno de los pilares de la marca Honda, se ha fabricado desde 1973, y 10 generaciones han visto la luz desde entonces.

Durante muchos años el Civic fue el referente del segmento de los compactos, y la oferta que el fabricante japonés ofrecía desde el siglo pasado fue variando para satisfacer el gusto de los compradores. Así fue que de ser un pequeño hatchback de tres puertas, ha ido evolucionando y creciendo con el paso de los años y si bien es cierto la conformación hatch se comercializa en pocos países, en una buena parte de los mercados como el nuestro, en donde el Cívic lleva ya una buena cantidad de años, las carrocerías preferidas por los consumidores son las más tradicionales, específicamente hablando sedán.

No es un secreto para nadie que la sobriedad –por no decir aburrido- de su diseño hicieron que el Civic empezara a perder poco a poco a sus clientes entusiastas, que lo veían como un compacto divertido y muy “personalizable”, por lo que empezaron a voltear la mirada hacia ofertas de otras compañías japonesas que ofrecían autos con más pasión en sus formas (léase Mazda)

Diseño

La décima generación del Honda Civic deja a un lado las líneas suaves y conservadoras del modelo anterior y juega mucho con líneas, curvas y aristas, que en desde mi punto de vista recuerdan un poco a las del Crosstour, sobre todo mirándolo de perfil, la caída del toldo hacia el medallón se conecta con la tapa de la cajuela, generando una impresión de que fuera un coupé, cuando en realidad es un sedán de tres cuerpos.

Las dimensiones del Civic 2016 crecieron con relación al modelo 2015 (de 9ª Gen), es 75 mm más largo, 43 mm más ancho, la altura se redujo 36 mm y por último la distancia entre ejes aumentó en 30 mm, y para que no te imagines las medidas exactas, aquí las compartimos. Longitud total: 4,630 mm, Anchura: 1,798 mm, Alto: 1,414 mm y por último la distancia entre ejes es de 2,700 mm y el peso (según la versión oscila entre los 1,121 a 1,319 kg), Honda asegura que es 31 kilos más ligero, y que la rigidez torsional del bastidor aumentó en 25%. Si quieres conocer las cotas y medidas del modelo 2015. 

La carrocería presume formas agresivas y líneas de carácter que en conjunto con el diseño de los rines pondrán al Civic más parejo con la competencia del segmento de precios y potencias.

La óptica delantera es completamente corporativa de Honda, los faros principales se unen con la moldura de la parrilla y cuentan con iluminación diurna DRL de Led, las luces traseras son las que más proponen en cuanto a diseño y formas, son caprichosas y envolventes, que incluso se alojan en buena parte de la tapa de la cajuela. 

Versiones

Honda nos confirmó tres versiones y dos motorizaciones completamente nuevas y que forman parte de la familia Earth & Dreams.

Civic EX

Motor: Cuatro cilindros en línea de 2.0 litros y 16 válvulas (DOHC) i-VTEC con inyección multipunto de aspiración natural (Atmosférico) que entrega 156 hp en el rango de las 6,500 rpm y una fuerza de torque de 138 lb-pie a las 4,200 vueltas del motor, en esta versión estarán disponibles dos transmisiones, una de accionamiento manual de seis cambios, y una CVT (Continuamente variable)

Civic Turbo y Turbo Plus

Motor: Cuatro cilindros en línea de 1.5 litros 16 válvulas (DOHC) de inyección directa, turbocargado con intercooler que eroga 174 hp a 5,600 rpm y es capaz de generar una fuerza de torque de 162 Lb-pie en el rango de las 5,500 revoluciones, los motores turbo contarán únicamente con la transmisión CVT.

 

Interiores y conectividad.

El Civic 2016 es más grande en todas sus dimensiones y eso se nota primordialmente en el espacio interior y en la mayor capacidad de cajuela. Abandona el estilo “escalonado” del interior que tenía la generación anterior y retoma una configuración más tradicional, un solo cuadro al frente del conductor, y una pantalla táctil multifunción al centro del tablero. La información que recibe el conductor proviene de tres instrumentos, en los flancos hay dos medidores digitales que grafican mediante una barra de LEDS la información dentro de una escala, el que se ubica a la izquierda nos informa de la temperatura del refrigerante del motor y el que está a la derecha el nivel de combustible. Al centro encontramos una pantalla alojada en un receptáculo trapezoidal invertido que en el momento de encender el vehículo despliega el dial del tacómetro, que muestra las revoluciones con una simulación de una aguja análoga, mientras la velocidad a la que se circula se grafica de forma numérica completamente digital, en esta zona también encontramos el aviso del estatus de la palanca de transmisión, y los gráficos del sistema ECON, que se activa con un botón en la consola central. La información desplegada en el cuadro de instrumentos virtual se puede variar usando los botones localizados en el brazo izquierdo del volante.

Las tapicerías serán de tela en las dos versiones de entrada y de piel en los Civic más equipados.

Sistema de Infoentretenimiento.

Las versiones de entrada tendrán un sistema de audio con una pantalla de 5 pulgadas y cuatro bocinas, con reproductor de CD ¿Alguien los usa todavía? También ofrece compatibilidad con iPod sea vía alámbrica por puerto USB o mediante bluetooth, que en combinación con los botones del volante se puede manipular un teléfono.

Las versiones tope de gama (Las Turbocargadas) contarán con una pantalla táctil de 7 pulgadas, que además de tener compatibilidad con dispositivos con las nuevas aplicaciones que nos permite “replicar” las funciones de un teléfono inteligente, sea con sistema iOS o Android, dichas funciones son Car Play de Apple, Android Auto además del Siri Eyes Free, sin olvidarnos de un sistema de navegación GPS.

 

Las primeras impresiones

Siempre el conocer de primera mano un vehículo completamente nuevo nos llena de expectativas, y este en especial por ser el primer Civic Turbo al que teníamos acceso (como dato cultural, este no es el primer Civic Turbo que se fabrica, ya había uno en el 2013, pero el motor era un 2.0litros de 310 hp que portaba el Civic Type R y que no llegó a nuestro mercado).

Como ya lo saben la gama de motores del Civic es nueva, y el 1.5 litros Turbo es el que pudimos manejar por un breve lapso.

El aspecto exterior me agrada mucho, el Civic nos presenta líneas agresivas, con cortes divertidos, la parte trasera tiene una cadera bien formada, y hasta me atrevo a decir que se ve sexy, creo que este será un Civic que levante pasiones, algo que hace muchos años que no sucede.

Lo primero que traté de hacer una vez dentro del Civic 2016 fue enlazar mi teléfono vía bluetooth, cosa que fue prácticamente imposible de manera inalámbrica, al grado que alguno de los presentes en la prueba me comentó: (SIC) “La interfaz inalámbrica entre Honda y Mac no es buena, usa tu cable”, así lo hice y la conexión fue inmediata. Lo primero que me puse a analizar es el ambiente interior, que me parece goza de buenos acabados, las vestiduras de piel me gustaron mucho, y la calidad en general se aprecia buena, buenos plásticos, enrases están a la altura de un vehículo que deberá rondar los 350 mil pesos.

Después de analizar todos y cada uno de los “gadgets” que ofrece, procedo a darle vida al motor turbo, mediante el botón de arranque.

La combinación motor turbo y transmisión CVT no hará emocionar a los entusiastas, al contrario la criticarán. Soy un gran detractor de las CVT, pero los Honda se cocinan aparte, ya que encontraron el modo de que el conductor no tenga la sensación de que el vehículo no acelera, y reitero en el caso de Honda, los ingenieros encontraron un funcionamiento de la CVT sin esa desagradable sensación, así lo comenté en la prueba del Honda FIT hace algunos meses, y lo reitero ahora.

El motor es pequeño, de 1.5 litros, y el turbocompresor funciona a 16.5 psi, por lo que el famoso “turbolag” es prácticamente inexistente, la aceleración es pareja y constante, no es un cohete, pero no nos defrauda a la hora de ganar velocidad.

El corto período de manejo que tuvimos nos permitió abusar un poco de la suspensión y del sistema de frenos en una pista improvisada, la comunicación entre la suspensión y la dirección es buena, y pese a que nuestro vehículo de prueba tenía menos de 100 kilómetros recorridos, el comportamiento de los frenos fue excelente.

Tendremos que probar el Civic Turbo con más detalle y por más tiempo, la primera impresión fue satisfactoria, sin lugar a dudas encontrará un lugar en las cocheras de los compradores que quieran un vehículo con cierta carga de emoción y con un buen equipamiento.

¡Sean pacientes, ya lo tendremos a prueba! 

 

8 cosas que debes saber del nuevo Honda Civic 2016

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas