Vende tu carro
Test drive

Primer contacto con el Peugeot 308 GTI 2017

Un cohete de casi 300 hp que sin problemas pone en aprietos al icónico Golf GTI

Primer contacto con el Peugeot 308 GTI 2017

Antecedentes.

Hoy día nos parece muy normal que cada modelo tenga una versión deportiva, rabiosa y rápida, que nos brinde las comodidades de un auto familiar, pero que también entregue elevadas prestaciones.

Pues bien, uno de los protagonistas de esta historia es Peugeot, quien desde hace muchos años ha acostumbrado a sus consumidores a ofrecerles una versión rápida de un vehículo común, de ahí el termino GTI, que mucha gente lo asocia exclusivamente con Volkswagen, y como dato anecdótico en Europa decir GTI, es similar a decir Sedán, Guayín, Break, Pick Up, es decir es una definición de un tipo específico de auto, no una marca o un modelo puntual como todo mundo cree acuñada por VW y posteriormente apropiada por ellos mismos para que en mercados como el nuestro (incluso lo tienen registrado), no pueda ser utilizado por otras marcas.

GTI quiere decir Gran Turismo de Inyección, hoy el término tampoco nos dice absolutamente nada, ya que todos los vehículos modernos son de inyección, pero cuando los fabricantes como BMW, o el mismo VW empezaron a dotar a sus motores con sistemas de inyección de combustible es que apareció la letra “i” minúscula en los emblemas, dicha tradición sigue hasta hoy.

El 308 GTI sigue los tradicionales pasos de su abuelo, el emblemático 205 Turbo 16

Características Técnicas y Mecánicas

Nuestro vehículo de prueba estaba dotado de ese eficiente motor que Peugeot desarrolló junto con BMW, y me refiero al cuatro cilindros de 1.6 litros THP, al cual le exprimen la grandiosa cifra de  272 caballos de poder y una fuerza de Torque de 243 Lb-pie. Otro detalle altamente apreciado por los puristas, es que este vehículo tiene –por ahora- y como única opción una transmisión manual tradicional de seis relaciones y un diferencial Torsen de deslizamiento limitado, a la vieja escuela.

El aspecto general y las dimensiones son básicamente las mismas que en el Peugeot 308 que ya habíamos probado en México, solo adiciona la óptica de Leds, rines de mayor tamaño y detalles estéticos que lo diferencian de las versiones no rabiosas.

 

Confort

Como un buen exponente francés, el interior está lleno de detalles amables y que ponen de buenas, lo primero que salta a la vista es el cuadro de instrumentos elevado, cuyo horizonte va por encima del punto más alto del volante, la configuración de los instrumentos tiene también características “Peugeotianas” por ejemplo el tacómetro análogo gira en sentido inverso a las manecillas del reloj.

Al centro del tablero encontramos una pantalla táctil de 8” en donde podemos gobernar prácticamente todas las funciones del sistema de navegación y de Info-entretenimiento, que combinado con los controles al volante hacen fácil su operación. El tema de empatar un “SmartPhone” es un poco más engorroso, pero no imposible.

Las tapicerías son cómodas y presentan una combinación de piel y material textil que en Europa les encanta, el toldo panorámico es inmenso, y el nivel de calidad de acabados es notable.

 

Manejo

Quizá uno podría pensar que Suiza no es el mejor lugar para probar un vehículo de este talante, un país ordenado, perfecto, con unos límites de velocidad que pueden parecer absurdos y unas carreteras tersas como mesas de billar. Pues sí, Suiza fue el lugar donde pudimos conocer a esta bestia francesa que su apariencia es como la de un adolescente con pinta de pandillero rudo, pero que en el fondo es noble y bien portado.

El Peugeot 308 GTI en trayectos citadinos es un vehículo de buenas maneras, la transmisión manual es de engranaje preciso, mientras que el pedal de embrague es suave y firme y accionarlo no es una pesadilla como en los Muscle Cars estadounidenses. Una vez que llegamos a una zona poco poblada, empezamos a jugar con nuestro león, si bien en un inicio éramos muy cuidadosos de los límites de velocidad, y de las preferencias de paso en las glorietas, poco a poco fuimos entendiendo y tomando más confianza, la ruta programada en el navegador nos dirigía justo a la carretera de montaña del famoso Monte Blanco, del lado suizo, hacia Francia. Las carreteras sumamente estrechas, al grado que en más de una ocasión llegamos a pensar que eran de un solo sentido, cosa que nos percatamos casi de inmediato cuando nos encontramos un vehículo en sentido contrario. 

Los límites en esa carretera digna de un Rally del WRC eran relativamente bajos, entre 60 y 70 km/h, pero requería de buenas manos y no era del todo fácil mantener dichos promedios de velocidad anunciados, lo que hizo que el trayecto fuera nerviosamente divertido.

En casi todas las curvas, nuestro Peugeot 308 GTI se apoyaba mucho, sin embargo gracias al enorme torque salíamos aprisa de éstas,  justo para frenar un poco y apuntar hacia la siguiente. Una carretera demandante que nos hizo darnos cuenta de noble y bien plantado que es este 308 GTI.

El pequeño 1.6 litros entrega buenos niveles de torque en casi toda la banda de revoluciones, y siempre nos ofrece esa aceleración extra. Durante nuestro largo trayecto montañoso no rebasamos a nadie, escuchando una buena selección de Vangelis y sólo nos encontramos uno que otro vehículo en sentido contrario (casualmente muchos Subarus WRX STI, y motociclistas muy bien equipados que tenían tiempo de darse una escapadita a la montaña).

Conclusión

El Peugeot 308 GTI es un producto que puede hacer temblar al REY del segmento en México, que se llama Golf GTI, sus más de 270 HP hacen enmudecer la potencia del exponente Alemán, que está próximo a recibir un “facelift”.

Llegará en el primer trimestre del 2017, seguramente no será barato, pero les aseguro que el fanático de la marca que se lo compre lo disfrutará MUCHO, tanto en experiencia de producto, como en su desempeño, sin duda Peugeot está haciendo muy bien las cosas, y en México va poco a poco limpiando su imagen.

 

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas