Vende tu carro
Test drive

Manejamos el Audi RS 7 Sportback 2021

Con 600 hp, tracción integral y más tecnología que una nave espacial, éste súper sedán es Audi en su máxima expresión

Manejamos el Audi RS 7 Sportback 2021

El RS 7 representa los valores de Audi llevados a la máxima expresión, es el modelo que lleva la filosofía de la marca a la perfección. Y es que como ningún otro, este súper sedán entrega lujo, confort, diseño y performance deportivo en un solo paquete. Dicho de otra forma, es el resultado de un día de mucha inspiración por parte de los diseñadores e ingenieros de la firma de Ingolstadt.

Podrás pensar que es escandaloso y obsceno que un RS 7 cueste más del doble que el A7 de entrada, y de cierta forma lo es. Es un exceso en toda la extensión de la palabra, pero es tan perfecto como auto de lujo, deportivo y familiar, todo al mismo tiempo, que su exorbitante costo pasa a un segundo plano.

El Audi RS 7 es perfección absoluta, y aun así, tristemente quizá estemos frente a su última iteración y ahora te explicaré por qué.

Audi RS 7 Sportback: Motor y características técnicas

El RS 7 lleva bajo el cofre un poderoso V8 de 4.0 litros biturbo que genera 600 hp y 590 lb-pie de torque con tecnología mild hybrid, toda esa potencia es gestionada por una transmisión Tiptronic de 8 velocidades que envía la potencia a las 4 ruedas vía el conocido sistema quattro, que para esta aplicación cuente con diferencial autoblocante.

La suspensión es neumática ajustable tanto en rigidez como en altura y dependiendo del programa de conducción elegido puede ser suave, confortable y suficientemente alta como para pasar topes y rampas sin problema, o bien, puede ser firme y muy baja cuando se trata de manejo verdaderamente deportivo.

Por su parte, el sistema de frenos en titánico, los discos frontales son de 16.5 pulgadas, mientras que la pinza de freno es de 10 pistones. Sin embargo, por si lo anterior no fuera suficiente, un sistema carbono – cerámicos con discos al frente de 17.3 pulgadas está disponible como opción.

Todo lo anterior en resumen significa que el Audi RS 7 puede acelerar de 0 – 100 km/h en apenas 3.6 segundos, una cifra impresionante, pero lo es mucho más si tomamos en cuenta que pesa un poco más de dos toneladas.

La velocidad máxima está limitada a 250 km/h, pero por 100 mil pesos más, puedes liberarla a 280 km/h si adquieres el Paquete Dinámico RS 1 que además te da sistema de dirección en las 4 ruedas, diferencial deportivo y dirección dinámica. Existe además un Paquete Dinámico RS 2 que cuesta 300 mil pesos y te libera la velocidad máxima a 304 km/h, además de los elementos anteriormente mencionados.

Audi RS 7 Sportback: Interior y equipamiento

Puertas adentro el RS 7 entrega una atmósfera tanto deportiva como lujosa, la ejecución es de primerísimo nivel, todo lo que ves y tocas se percibe de una calidad soberbia.

Del lado de la deportividad, destacan los insertos que tienen un tacto como de fibra de carbono tejida, así como los asientos deportivos de una pieza, que además de cómodos, ofrecen excelente sujeción y lucen simplemente alucinantes.

Hay remates y molduras en aluminio satinado por doquier, y en la parte central de tablero, así como consola central, grandes insertos en acabado negro piano. Una de las pocas quejas que hay que hacerle a uno de los interiores mejor logrados de toda la industria. Y es que no es que se vean mal, de hecho es al contrario, pero mantener esas superficies en buen estado es simplemente imposible.

Como buen Audi de gama alta, el RS 7 utiliza el MMI Touch que se compone de dos pantallas táctiles, la superior de 10.1” y la inferior de 8.6” desde donde se controlan todas las funciones del vehículo. Teléfono, clima, audio, computadora de viaje, navegador, etc.

Además, dichas pantallas se complementan con el clúster digital de 12.3” y el head up display para que no haya forma de que te pierdas algo de información relevante.

El audio es Bang & Olufsen, el climatizador es de 4 zonas, hay quemacocos, compatibilidad con Android e IOS, cargador por inducción y todos los elementos de conveniencia que podrías necesitar.

Y aun cuando se trata de un sedán con formas de coupé, el espacio para la cabeza es excelente, esto gracias a que mide un pelín más de 5 metros. Con lo cual los diseñadores pudieron concebir una silueta estética y bien proporcionada, sin hacer sacrificios en el interior.

Audi RS 7 Sportback: Manejo

Tras el volante, el Audi RS 7 pareciera que tiene poder nuclear bajo el cofre, las aceleraciones son violentas, te pega al respaldo con fuerza y el velocímetro aumenta a ritmos que no puedes creer para un sedán de estas dimensiones y masa.

Si pensabas que el hecho de contar con una caja automática tradicional es un problema, permíteme decirte que no podrías estar más equivocado. Esta transmisión lo mismo puede ser muy suave y de transiciones imperceptibles, o bien, tan rápida como una DSG y aguantar el cambio en la zona roja tanto como lo desees. Lo mejor de ambos mundos, vamos, es tan buena, que ya no hace sentido utilizar una de doble clutch que es menos refinada a baja velocidad y menos confiable en el largo plazo.

Al presionar el botón “RS Mode” ubicado en el volante, todos esos megatones de potencia despiertan, la nota del escape se torna más alta y grave, la suspensión se rebaja unos mm y el RS 7 se transforma en una mole capaz de rodar a velocidades de infarto con total aplomo. En verdad que no das crédito de lo rápido que es, pero transmitiendo toda la confianza. Va plantadísimo, es muy estable, comunicativo y preciso, una delicia.

Se deja llevar muy rápido tan fácil, que pareciera que las trayectorias son definidas por una súper computadora. Como si fuera un misil teledirigido.

El RS 7 puede ir a un track day y aguantarle el paso a los deportivos más exclusivos y exóticos que podrías imaginar, tiene la potencia, los frenos y la puesta a punto para ello. Sin embargo, su hábitat ideal son las autobahn, esas perfectas autopistas alemanas que en muchos tramos no tienen límite de velocidad (aunque es de mal gusto ir a más de 250 km/h). Es ahí en donde este súper sedán brilla con intensidad, ya que pareciera que viajas en tren bala, es silencioso, cómodo, sofisticado y endemoniadamente rápido.

Audi RS 7 Sportback: Conclusión

El Audi RS 7 es uno de los sedanes más impresionantes que se pueden comprar en la actualidad, no cabe la menor duda. Es en verdad soberbio, sin embargo, la gran pregunta aquí es. ¿Tiene futuro un auto con un bestial V8 de gasolina?

Lamentablemente creo que no, y es que si bien el RS 7 puede encender las fibras más sensibles de cualquier entusiasta, el punto es que el momento en que un cliente cruce la puerta del distribuidor o ingrese a la página de la marca y se de cuenta que puede obtener el mismo desempeño, un diseño igual de atractivo pero en una propuesta eléctrica y cero emisiones como lo es el venidero e-tron GT. Las cosas se van a poner muy complicadas para el increíble RS 7.

Y para muestras solo hay que revisar las cifras de ventas del Panamera en relación a las del Taycan. De acuerdo a cifras oficiales, en el primer cuarto de 2021, el primero colocó 5,600 unidades por 9,072 del segundo.

Y no estoy diciendo que uno sea mejor que otro, ambos son impresionantes y el RS 7 no tiene esos problemas propios de los eléctricos como la autonomía o tiempos de recarga, pero los eléctricos están de moda, son a lo que la industria automotriz le está apostando con fuerza en el futuro y son lo que las nuevas generaciones quieren conducir, si es que piensan en hacerlo.

Con lo cual, muy probablemente estemos ante uno de los últimos de esos especímenes que la industria automotriz alemana se ha encargado de refinar a niveles de perfección. Los super sedanes, que van a seguir existiendo, pero sin el dramático y adictivo sonido de un extraordinario motor de combustión.

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas